Conoce porqué la detección temprana es la mejor medicina contra el cáncer infantil

 

 

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el índice de supervivencia a 5 años de todos los cánceres infantiles combinados ha aumentado de 60% a mediados de 1970 a 86% en años recientes. Por esta razón es importante saber cómo detectar los síntomas en nuestros niños y acudir cuanto antes al médico para combatir la enfermedad. A continuación te decimos cuáles son:

 

Síntomas de Cáncer Infantil

El cáncer infantil o cáncer pediátrico puede afectar a niños y jóvenes. El cáncer se presenta de diferente manera en los niños y en los adultos, por este motivo debemos de saber distinguir los síntomas:

 

  1. Pálidez, petequias (diminutos puntos rojos), moretones (hematomas) o sangrados, dolor de huesos generalizado.

  2. Masas o inflamaciones localizadas, especialmente sin dolor, sin fiebre ni otros signos de infección que aumentan de tamaño de forma agresiva.

  3. Pérdida de peso y fiebre sin ninguna causa aparente, tos persistente o dificultad para respirar, sudoración excesiva nocturna.

  4. Cambios evidentes en los ojos (pupila blanca), alteraciones de la visión como aparición de estrabismo (desviación de la línea visual normal de uno de los ojos o de los dos, de manera que los ejes visuales no tienen la misma dirección), pérdida visual o inflamación alrededor de los ojos (ojos saltones).

  5. Inflamación o hinchazón a nivel abdominal.

  6. Dolor de cabeza persistente y progresivo, vómitos (sobre todo si son por la mañana temprano o empeoran con los días).

  7. Dolor de huesos y articulaciones con hinchazón progresiva, sin signos de traumatismos ni infecciones.




 

Tipos de cáncer infantil

Como cada enfermedad, los síntomas dependerán del tipo de cáncer que el paciente presente.

 

  • Tumores cerebrales

    Este tipo de tumor sólido es el de los más comunes en menores de 15 años y con más casos entre los 4 y 10 años. Su causa se desconoce.

    Síntomas: Convulsiones, cefaleas (dolores de cabeza frecuentes), náuseas, vómitos, irritabilidad, pérdida de equilibrio, cambios de hábitos de comer y dormir,

 

  • Neuroblastoma: Tumor de Wilms (Cáncer abdominal)

    Este tumor sólido se origina en las células de los riñones. La edad más frecuente de aparición es entre los 3 y 4 años en niños y niñas.  El Tumor de Wilms responde muy bien al tratamiento médico, tiene una tasa de supervivencia del 90% al cabo de 5 años.

 

Síntomas: Presencia de distensión abdominal (hinchazón en el abdomen), presencia de una masa o nódulo palpable en el abdomen, dolor abdominal, sangre en la orina, fiebre y en algunos casos hipertensión arterial.  

 

  • Linfoma de Hodgkin

    El linfoma de Hodgkin infantil es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el sistema linfático, éste se compone de: linfa, vasos linfáticos, ganglios linfáticos, bazo, timo, amígdalas y médula ósea.

 

Síntomas: Inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre, sudoración nocturna y pérdida de peso.

 

  • Sarcoma de Swing y PNET

    Este tumor afecta al hueso o tejido blando. Se puede producir en cualquier hueso, pero aparece con frecuencia en las extremidades. Este tipo de tumores representan el 5% de los tumores infantiles.

    Síntomas: Dolor alrededor de la zona donde está el tumor, hinchazón, enrojecimiento o ambos alrededor del área zona tumoral, fiebre, pérdida de peso y de apetito, fatiga, parálisis, incontinencia o ambos (si el tumor se encuentra en la región de la columna vertebral), sensación de hormigueo o adormecimiento.

  • Tumores vasculares

    El tumor más frecuentes en los niños y niñas es el Hemangioma Infantil, este tumor es benigno y normalmente recubre los vasos sanguíneos. Sólo se presentan en niños y niñas.

 

Síntomas: Puede presentarse una llaga (lesión) elevada en la piel que va de color rojo a púrpura rojizo o un tumor macizo y elevado con vasos sanguíneos. La mayoría de los hemangiomas aparecen en la cara y el cuello.

  • Sarcomas - Rabdomiosarcoma

    Los tumores malignos que crecen en los tejidos blancos se denominan “sarcomas”. Se pueden originar en cualquier parte del organismo por lo tanto los signos y síntomas dependen del lugar en donde se localiza el tumor. La edad promedio en la que este tipo de tumor aparece es a los 5 años y tiende a afectar al género masculino.

 

  • Leucemia linfoblástica aguda

    Es una enfermedad de la sangre que se caracteriza por el crecimiento de los glóbulos blancos.

    Síntomas: Anemia, hemorragias, fiebre y dolores óseos.

  • Cáncer de tiroides

Este tumor se origina en la base de la garganta y no es muy común en los niños.

Síntomas: Presencia de masa o hinchazón en la parte del frente del cuello o en otras partes de éste.


  • Neuroblastoma

    La Neuroblastoma es una enfermedad que comienza en el tejido nervioso de la glándula suprarrenal, el cuello, tórax o la médula espinal.

    Síntomas: Bulto en el abdomen, el cuello o el tórax, ojos protuberantes, ojeras, dolor en los huesos, estómago hinchado y problemas para respirar en bebés de hasta tres meses, bultos azulados e indoloros debajo de su piel, debilidad o parálisis (pérdida del movimiento de una parte del cuerpo).

Tratamiento

 

El tratamiento en cáncer infantil dependerá del tipo de cáncer que tenga el menor. Actualmente, los tratamientos más comunes son la quimioterapia, radioterapia y cirugía.

 

Recuerda que conocer los síntomas del cáncer infantil te hará estar alerta en la salud de tus hijos y podrás prevenir cualquier enfermedad y combatirla con una alta probabilidad de lograr el éxito.

 

¿Tienes alguna otra recomendación que quieras darnos? No dudes en dejarla en los comentarios.