De por qué el ejercicio reduce tus probabilidades de padecer enfermedades del corazón

 

 

Estudios han demostrado que las personas que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de padecer enfermedades del corazón, presión arterial alta y niveles elevados de colesterol. Una rutina basada en ellos te permitirá aumentar tu esperanza de vida y sentirte más pleno todos los días.

 

¿Qué son los ejercicios cardiovasculares, cuáles son sus beneficios y qué tipos de ejercicios podemos hacer para cuidar nuestro cuerpo? A continuación te diremos todo lo que debes saber sobre ellos.

 

¿Qué son los ejercicios cardiovasculares?

 

Comúnmente le llamamos “cardio” o “aeróbicos”, a aquellos ejercicios que ponen en movimiento nuestros músculos mayores del cuerpo durante un periodo de tiempo prolongado, superior a 20 minutos y en los que sentimos una intensidad mayor al ejercicio que hacemos diariamente.

 

Los “aeróbicos”, son las actividades físicas que requieren una constante demanda de oxígeno al cuerpo, lo que ocasiona que el músculo queme las grasas almacenadas para usarlas como “combustible” y, de esta manera, hacer que el cuerpo funcione.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

 

  • Queman calorías y ayudan a perder peso

  • Fortalecen el corazón para que no tenga que esforzarse tanto al distribuir la sangre

  • Incrementan la capacidad pulmonar

  • Reducen el riesgo de presión alta, diabetes, ataques al corazón y colesterol alto

  • Mejoran el sueño

  • Reducen el estrés.

Sin importar tu edad o condición física, existen muchos ejercicios cardiovasculares de los que puedes beneficiarte, sigue leyendo para que conozcas 4 de ellos.



  1. Caminar

Si tienes una lesión en la rodilla o tobillo, este ejercicio es ideal para ti. Las caminatas son un ejercicio de “cardio” básico, no necesitas una caminadora,  basta con que salgas a un parque cerca de tu casa.

Se ha comprobado que caminar a una velocidad de 4.5 kilómetros por hora o más requiere un gasto de energía tan alto como cuando una persona trota o corre. Puedes comenzar con caminatas de 20 minutos 3 veces a la semana, después aumentar la frecuencia y finalmente hacer 40 minutos o más sin problema, lo cual ayudará a que tengas mejor ritmo cardiaco, mejor respiración y respuesta metabólica.

  1. Nadar

Según una entrevista de la BBC, Luis Rodríguez, técnico de la Federación Catalana de Natación y del Centro de Alto Rendimiento, CAR, mencionó que a nivel general la natación es un deporte bastante completo, tal vez el más completo de todos ya que utiliza musculatura de las piernas, del tronco y los brazos.

También es bueno para todas las edades, ya que no provoca el impacto de las rodillas que puede haber corriendo o caminando, además de que la implicación de la fuerza es mejor que en aquellos ejercicios que se hacen contra la gravedad.

Para que la natación tenga efecto en tu organismo, recuerda practicarla por lo menos tres días a la semana durante 50 minutos.

  1. Bailoterapia

Si buscas alguna actividad más divertida, la bailoterapia es para ti. Este tipo de cardio quemará tus calorías de manera rápida. Además de fortalecer tu autoestima, tu sistema inmune se enriquecerá, se liberarán endorfinas y te ayudará a disminuir el estrés de manera significativa.

Antes de comenzar con el ejercicio de la bailoterapia, se recomienda que hagas flexiones y estiramientos para calentar. Puedes comenzar con sesiones de baile de 1 hora y con el tiempo aumentarla a 2 horas, de tres a 5 veces a la semana.

 

  1. Ciclismo



    Montar la bicicleta es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares que existen, ya que fortalece nuestro corazón. Además, los músculos y las articulaciones juegan un papel muy importante a la hora del pedaleo, lo que genera muchos beneficios. Pedaleando al menos media hora se entrenan al máximo los cuádriceps y se tonifican y endurecen los glúteos. Al mismo tiempo ejercitamos el pecho, la espalda, los hombros, muslos, glúteos y pantorrillas.  

    Para obtener mayores resultados en nuestra salud, se recomienda usar la bicicleta por una hora de tres a cinco veces por semana.

Ya sea que escogas las caminatas, la natación, el ciclismo o la bailoterapia, ten por seguro que cualquiera de estos ejercicios cardiovasculares harán muy feliz a tu corazón. ¿Has practicado alguno de ellos? ¡Escríbenos abajo tu experiencia!